Laguna Merin: se espera respuesta a denuncia hecha ante Dinama.

La denuncia fue realizada por la organización COENDU (Conservación de Especies Nativas del Uruguay).

Así se manifestaron en la página de Facebook de dicha organización:

“Aguardamos la respuesta de Dinama a nuestra denuncia sobre esta intervención realizada en Laguna Merín y sus consecuencias.

El bañado del Yacaré, está ubicado entre las calles 7, 8 y 10 del Balneario Lago Merín y la desembocadura del río Tacuarí, ocupando una superficie aproximada de 440 hectáreas en un espacio de 5 km contiguo a la Laguna Merín.

Gran parte de los pluviales del balneario van a dar al bañado del Yacaré. A comienzos de febrero hubo copiosas lluvias que causaron algunas inundaciones, relacionadas con una lenta salida de agua del bañado, situación fuera de lo habitual, llegando a niveles pocas veces visto.

A raíz de ello, la Intendencia de Cerro Largo optó por abrir rápidamente un canal de sangrado del bañado, sin buscar previamente las causas de la inundación y sin haber realizado un estudio de impacto ambiental previo. Nos preguntamos si se consultó o se dio algún tipo de aviso a la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA).

Recordemos que esta zona forma parte del sitio Ramsar “Bañados del Este”, el cual incluye los humedales ubicados dentro de la cuenca hidrográfica de la Laguna Merín y de una porción de la vertiente Atlántica del mismo. Abarca un conjunto de lagunas costeras de agua dulce (Merín y Negra) y de agua salobre (Castillos), parte de los principales tributarios de dichas lagunas, así como también las planicies bajas de inundación permanente, periódica u ocasional que los acompañan.

Como consecuencia de dicha intervención del ambiente costero, pudimos constatar una grave destrucción de la duna y erosión de la costa de Laguna Merín en el punto de apertura. Tampoco fue tenido en cuenta que parte de la zona drenada fue en años anteriores un depósito de basura municipal, disparándose todo tipo de residuos, en especial mucho plástico, hacia la Laguna Merín.

Esta apertura de un canal improvisado, puede modificar este frágil ecosistema, impactando directamente en la biodiversidad que allí habita, además de la erosión en la faja costera. Al canalizar el bañado hacia la laguna, se están liberando muchos nutrientes sin procesar que pueden generar la proliferación de cianobacterias, que afectan al entorno de la propia laguna. Por otra parte, sabemos que proteger los bañados y su entorno es de vital importancia para paliar los efectos del calentamiento global.

Adjuntamos pruebas gráficas que muestran la causa de la subida de nivel del bañado. Se trata de una taipa que fue colocada por un particular por intereses personales, la cual debería ser retirada a la brevedad, de modo de devolver al bañado su desagüe natural y evitar posibles futuras inundaciones”.

Residuos vertidos a la Laguna, provenientes de antiguo depósito de basura.
Residuos vertidos a la Laguna, provenientes de antiguo depósito de basura.
Bañado del Yacaré hasta su desembocadura en el Río Tacuarí.
Canal de sangrado abierto por la Intendencia de Cerro Largo.
Taipa que ocasionó la inundación del bañado.
Erosión de la costa de Laguna Merín.
Foto principal: Destrucción de la duna.
Fuente y fotografias: COENDU
Fratti reclamó medidas más duras, pese al costo político que pueda existir.
Apelan a la concientización para no afectar el ecosistema de la Laguna Merín.

Comentarios