Resumen semanal de noticias policiales.

Un inesperado y confuso incidente se registró en una de las dependencias de la Intendencia departamental.
Lo que hasta ese momento era una tranquila jornada laboral en el edificio de la calle Muniz, se vio alterada casi al cierre por un fuerte cruce verbal entre dos personas que aparentemente discutieron por el pago de algunos trabajos efectuados.
Según datos extraoficiales, el hecho se registró en la víspera sobre las 17 horas.
Un hombre de 59 años, quien realiza tareas como tercerizado para una empresa estatal habría concurrido al edificio central de la comuna con la intención de cobrar una serie de boletas por conexiones de saneamiento intradomiciliarios realizadas tiempo atrás.
Con ese objetivo se dirigió a la oficina de un jerarca comunal, un hombre de 71 años, encargado del área.
Siempre en base a datos propios de nuestra emisora, estas personas supuestamente protagonizaron un acalorado diálogo que fue subiendo de tono con el transcurso de los minutos.
El septuagenario le habría manifestado al reclamante que el pago de esas seis prestaciones laborales que solicitaba no iba a ocurrir, ya que las mismas no estarían comprendidas en un convenio existente.
Esto sería lo que aparentemente provocó el malestar del trabajador, el que en base al testimonio de tres testigos y la propia víctima, pretendió agredir al municipal.
El presunto ofensor según una de las partes, expresó que él nunca intentó golpear al otro hombre como se dice y que únicamente trató de detenerlo cuando este arremetió contra él. Tras el hecho, la Fiscal dispuso emplazamiento para ambos.
El funcionario de la Intendencia, quien radicó denuncia en Seccional Segunda, presentaría algunas erosiones leves en sus puños y otras lesiones que no serían de entidad, por lo que se espera informe del Médico Forense. De igual manera fue asistido en el sanatorio local, donde tras diagnóstico de un profesional recibió el alta.

Una boca de venta de drogas fue desarticulada y dos individuos fueron condenados a dos años y cuatro meses de prisión efectiva.

El procedimiento coordinado por la Fiscalía de 2° Turno con la Brigada Antidrogas y apoyo del GRT permitió ubicar un punto de comercialización en barrio Collazo de Melo.
Durante el allanamiento a la vivienda, donde se detuvo a un sujeto de 23 años, se incautó una moto Yumbo modelo Cyclon, la suma de $ 11.510, sustancia vegetal, pasta base de cocaína, una balanza y aparatos celulares.
La paciente investigación de los efectivos policiales, determinó que un hombre que ya había cumplido pena por un delito similar, distribuía la mercadería en otras zonas de la ciudad.
Esto fue fruto de ciertas indagatorias que comenzaron en el mes de agosto finalizando con la detención de un hombre de 46 años de edad al que se le incautó 44,9 grs de pasta base, 71,1 grs de cocaína, teléfonos celulares y $45.680 pesos.
En ambos casos se estableció que los implicados fraccionaban y comercializaban las sustancias estupefacientes.
Tras declarar en la sede Penal de 2° Turno y finalizada la audiencia Carlos Andrés Piriz Amaral de 23 años y L.E.M.G. de 46 años fueron condenados como autores penalmente responsables de un delito continuado de suministro de sustancias estupefacientes a la pena de 2 años y 4 meses de penitenciaria efectiva con descuento de la preventiva cumplida.

Las autoridades brindaron nuevos detalles sobre la incautación de mercadería de contrabando a gran escala y la condena con prisión de un hombre.

Según indica el comunicado, esto fue el resultado de una larga investigación relacionada a varios cargamentos de mercadería brasileña con destino a Montevideo. El trabajo fue llevado a cabo por efectivos del Área de Investigaciones y Fiscalía Letrada de 2º Turno.
Se obtuvo información por parte de las autoridades brasileñas de que la persona identificada como Diego Armando Buzó Mattos tenía registrada una empresa en territorio brasileño, arrendando hace un año un depósito en la localidad de Aceguá por la suma de tres mil Reales mensuales. En ese local se recibí un promedio de dos camiones por semana de frutas y hortalizas, mercadería que no era comercializada en el vecino país.
Posteriormente y luego de varias vigilancias por parte del Área de Investigaciones es que el día martes 6 intervinieron en Melo luego de varias cargas a una camioneta Fiat Fiorino de procedencia brasileña. La actuación fue en momento que el conductor de 24 años descargaba gran cantidad de frutas y verduras en infracción aduanera en un comercio ubicado en barrio Anido.
Ese mismo día y en horas de la mañana los efectivos habrían constatado al menos seis cargas desde Aceguá a Melo.
Posteriormente se logró ubicar al propietario de ése y otros tres locales más del ramo en Melo, llevándose a cabo una inspección donde se incautó 660 kg de banana, 1.000 kg de cebollas, 4.500 kg de papas, 162 kg de tomate, 36 kg de limón, 195 docenas de huevos, 40 kg de cebolla roja, 36 sandías, 60 mamones, 75 melones y 78 kg de mango de procedencia brasileña.
El parte agrega que otras 10 personas fueron identificadas. Estas trabajaban como contratados por el imputado para realizar la carga y transporte de la mercadería en camiones, abonándoles entre 800 y 1000 pesos uruguayos para quienes cargaban y conducían los vehículos respectivamente.
En primera instancia fueron detenidos el conductor del vehículo y el propietario del comercio de 39 años.
Interiorizada Fiscalía Letrada de 2° Turno de Cerro Largo dispuso la intervención de personal de Aduanas y conducción de los detenidos ante el Juez Letrado.
Por su parte el Juez de Paz dispuso la valoración de la mercadería por parte de Oficina de Bromatología e Higiene de la Intendencia de Cerro Largo a fin de ser donada a instituciones públicas.
Finalizadas las instancias judiciales el Magistrado condenó a Diego Armando Buzó Mattos (poseedor de un antecedente penal por Contrabando en el departamento de Treinta y Tres en el año 2019) como autor penalmente responsable de un delito continuado de contrabando, a la pena de 6 meses de prisión efectiva. En tanto que el conductor de la camioneta recuperó la libertad. La mercadería y el vehículo permanecen incautados a disposición de Administración Nacional de Aduanas.

La Policía de Cerro Largo no cesa en el combate a la faena clandestina.

Según informaciones extraoficiales en poder de La Voz de Melo, el procedimiento se realizó en Ruta Nº 7, tramo Melo – Centurión.
En circunstancias que personal de la Brigada de Seguridad Rural realizaba un puesto de observación a 5 km de nuestra ciudad, se identifico una camioneta de color verde, marca Chevrolet S-10, doble cabina, la que transportaba una importante cantidad de carne ovina y vacuna ya desosada.
Consultado el conductor de 42 años de edad, manifestó que era para consumo familiar.
Enterada de los hechos la Fiscal de 1º Turno, dispuso que el individuo ingrese en calidad de detenido, incautando el vehículo y la carga. Por su parte se dio intervención al Ministerio de Ganadería para que disponga el destino de la carne.
Una vez finalizada la audiencia de formalización, quien se identifica con las iníciales M.R. fue condenado como autor responsable de un delito continuado de faena clandestina, a la pena de siete meses de prisión, la que fue sustituida por siete meses de libertad vigilada, debiendo cumplir con varias obligaciones.

Policía y Fiscalía investigan un confuso incidente ocurrido en la madrugada del jueves en barrio El Fogón.

Según datos propios en poder de nuestra emisora, un hombre resultó lesionado producto de un fuerte golpe que le habrían propinado otras dos personas para sustraerle dinero y un celular.
El hecho se habría desencadenado sobre las 4 de la mañana en una pequeña vivienda de la calle Emilio Oribe.
Un hombre mayor de edad concurrió a una cita en la ubicación antes mencionada, en determinado momento y cuando ya se encontraba en compañía de la dama, apareció otro individuo quien lo golpeó con un hierro provocándole una herida cortante en la cabeza. La propia mujer y este otro sujeto le habrían hurtado el dinero y un celular al lesionado escapando rápidamente del lugar.
Tras recibir alerta, efectivos de varias unidades concurrieron a la zona deteniendo a los pocos minutos a la mujer. Mientras tanto el otro delincuente aun no ha sido ubicado.
El Área de Investigaciones de la Jefatura de Policía trabaja intensamente para reunir pruebas y encontrar al otro presunto autor del hecho.

Por el robo de lanares, tres abigeos fueron formalizados por la Justicia.

Los ilícitos fueron cometidos en perjuicio del establecimiento ubicado a la altura del km 8 de la ruta 44.
La investigación inició luego que los efectivos constarán en una vivienda ubicada en poblado Wenceslao Silveira seis corderos atados pastando, tras dialogar con el propietario, un hombre de 31 años, éste no logró justificar la procedencia de los mismos, aduciendo que eran de sus primos y él solamente los cuidaba.
Los actuantes identificaron los presuntos propietarios y luego de varias actuaciones se logró establecer que los ovinos eran producto de abigeato desde un establecimiento rural dónde los indagados habían realizados changas.
Cumplidas las diferentes instancias, el juez letrado de 2° turno condenó a quien se identifica con las iníciales J.A.A.B. de 27 años como autor penalmente responsable de “reiterados delitos de abigeato a la pena de ocho meses de prisión en régimen de libertad a prueba” con otras obligaciones.
Mientras tanto O.D.B.V. de 31 años fue condenado por “reiterados delitos de receptación agravados “a la pena de seis meses de prisión también en régimen de libertad a prueba con obligaciones.
Finalmente y por “reiterados delitos de abigeato” el magistrado dispuso para M.U.C.A. de 44 años ocho meses de cárcel, sustituidos por dos de prisión efectiva y seis de libertad a prueba, aplicándosele además una serie de medidas sustitutivas.
Los tres deberán permanecer en el radio de su domicilio durante la noche en el horario comprendido de 20 a 6, durante 4, 3 y 2 meses respectivamente.
El procedimiento realizado por personal de la Seccional 7ª de Policía consiguió recuperarse 12 corderos vivos, los que fueron entregados a su propietario.

Un operativo policial internacional en la frontera de Aceguá permitió la detención de tres brasileños que traficaban cigarrillos de contrabando.

La tranquilidad de esa zona limítrofe de nuestro departamento se vio alterada en las primeras horas de la tarde de la pasada jornada por el ingreso a nuestro territorio de móviles de las autoridades del orden del vecino país, durante la persecución a un automóvil con dos ocupantes.
El hecho sucedió luego que una camioneta identificada con una compañía de servicios de internet fuera interceptada en el municipio vecino, dándose a la fuga y despistando posteriormente.
En el interior del rodado se encontraba acondicionada una importante carga de cigarros, aparentemente de procedencia paraguaya que pretendían ingresar a Uruguay.
Mientras que el conductor fue detenido, los demás integrantes del grupo pretendieron evadir a los uniformados norteños, entrando al lado uruguayo y deteniéndose en la sub comisaria, entregándose a los efectivos del Ministerio del Interior.
Puesta en conocimiento la Fiscalía de 1º Turno de Cerro Largo, ésta ordenó que ambos ciudadanos extranjeros quedaran a disposición de las autoridades brasileñas.

La Justicia condenó con tres meses de prisión efectiva a un hombre que se retiró el dispositivo de monitoreo electrónico.

Según el comunicado, tras una alerta emitida en la madrugada del sábado por la Dirección de Monitoreo Electrónico (DIMOE), policías pertenecientes al GRT concurrieron a la ubicación del aparato, encontrando el dispositivo abandonado en la vía pública.
La Justicia dispuso de forma inmediata la captura del hombre, quien portaba dicha tobillera por un hecho de violencia doméstica contra su ex pareja. Minutos después los efectivos lograron la detención de esta persona en el domicilio de un familiar.
Sometido ante las autoridades competentes Gerardo Darío Cuadro Bulein de 26 años, poseedor de un antecedente penal, fue condenado como autor penalmente responsable de un delito de desacato a la pena de tres meses de prisión efectiva.

Marcharon a la cárcel por 11 meses los dos hermanos que el fin de semana hurtaron desde el interior de un comercio del centro de Melo.

El parte oficial de Jefatura confirmó lo adelantado por La Voz de Melo. El hecho se registró en la madrugada del domingo a la hora 3.30 en el local de venta teléfonos celulares de Wilson Ferreira y Saravia.
La policía se percató de lo que ocurría a través de las cámaras de vídeo vigilancia.
Efectivos de distintas reparticiones concurrieron rápidamente al lugar, constatando daños y el faltante de algunos aparatos móviles.
Minutos después y por intermedio de las propias cámaras, ubicaron en la zona de Mata y Batlle y Ordóñez a los dos sujetos supuestos autores del robo.
En momentos que los actuantes se disponían a la detención de ambos, uno se dio a la fuga siendo finalmente interceptado en Miguel Barreiro y Tacuarí. Les incautaron tres celulares con sus respectivos cargadores.
Los individuos fueron identificados como Facundo Nahuel Rodríguez Montes de Oca y Maicol Daniel Rodríguez Montes de Oca, de 22 y 25 años respectivamente.
Tras comparecer ante Fiscalía y Juzgado Letrado, los dos fueron condenados con prisión efectiva de 11 meses por un delito de hurto especialmente agravado.
Actuaron policías del Área de Investigaciones “I”, GRT y Radio Patrulla.

Condenaron con medidas sustitutivas a los hombres que pretendieron robar dos motos desde el depósito de tránsito.

Como informáramos oportunamente y según datos extraoficiales, tres individuos, dos mayores y un menor, ingresaron al local propiedad de la comuna con fines de llevarse dos birrodados que estaban incautados y eran de sus propiedad.
Desde el Centro de Comando Unificado y mediante las cámaras de video vigilancia, la policía se percató de la maniobra que pretendían realizar los sujetos, alertando a los móviles y a los funcionarios de la propia oficina.
De inmediato efectivos de GRT, Seccional Primera y PADO se constituyeron en el lugar logrando la detención de los involucrados.
Al cabo de las instancias en Fiscalía y Juzgado Letrado, quien se identifica con las iníciales S.N.P.C. de 21 años fue condenado como autor penalmente responsable de un delito de desacato a la pena de tres meses de prisión, los que se cumplirán en régimen de libertad vigilada.
Por su parte, D.M.G.V. de 25, fue condenado como autor penalmente responsable de dos delitos de hurto, uno de ellos especialmente agravado, ambos en régimen de reiteración real a la pena de 14 meses de prisión, con descuento de preventiva, que se cumplirán bajo el régimen de libertad a prueba. Mientras tanto el adolescente de 17 años recuperó su libertad.
Una de las encargadas de la oficina, resaltó la rápida respuesta policial y agregó que estos hechos, donde los conductores en infracción pretenden recuperar las motos por sus propios medios, ya han sucedido en otras oportunidades.

Robaron macetones históricos que rodeaban la fuente de los sapos en Melo.
Dichas macetas datan de muchos años en la zona del Parque Zorrilla y su peso, vacías, es superior a los 60 kilos. Dejaron la tierra y se marcharon con ellas. Para cargarlas se las habrían llevado en algún camión o camioneta.
Fraile Muerto: accidente de tránsito.
Historias del Lago y otras yerbas.

Comentarios