Un melense estuvo preso y era inocente.

Ahora demandará al estado, a dos canales de TV de Montevideo y a la Fuerza Aérea.
El 9 de noviembre de 2016 el melense Pablo Hernández fue condenado por el delito de difamación especialmente agravada, incitación al odio y escarnio público, por lo que debió cumplir cinco meses en prisión efectiva, 9 meses con tobillera, prohibición de acercamiento a su ex pareja y 14 meses de libertad vigilada.

En prisión presentó la apelación y tres años y tres meses después la justicia entiende que Pablo Hernández era inocente y obtuvo la absolución. Fue declarado inocente, dando por extinguido el delito y dando por definitiva  su libertad.

Además se canceló la inscripción en el registro nacional de antecedentes judiciales.

 

Fuente: Canal 12

 

El Embajador de Gran Bretaña visitó Cerro Largo.
Rio Branco: condenan a hombre que comercializaba drogas.

Comentarios