Marzo sangriento: tres semanas con un homicidio cada 18 horas

En cinco meses las muertes violentas llegaron a incrementarse un 47%.

En lo que va del mes de marzo fueron asesinadas 28 personas, según datos contabilizados por El País. Durante todo el tercer mes del año 2017 murieron 21 uruguayos como consecuencia de crímenes, según el Observatorio del Ministerio del Interior.

Ajustes de cuentas, femicidios, homicidios por encargo y todas las tipificaciones criminales están al alza en Montevideo y el interior. Las cifras señalan que hay una muerte violenta en Uruguay cada 18 horas, en promedio.

Los meses más calurosos del año mantuvieron la tendencia al incremento de los crímenes que se venía pronunciando en en el invierno pasado. Entre noviembre de 2017 y marzo de 2018 hubo un aumento de un 47% del número de homicidios, de acuerdo a las cifras de la Fundación Propuestas (Fundapro) y el Observatorio del Ministerio del Interior.

Fueron 157 muertes violentas en todo el país, cuando en el mismo período del año anterior se registraron 106.

Marzo del año 2018 quedará en la memoria de la criminalidad porque fue el mes en que ocurrieron dos femicidios que sacudieron a la opinión pública. Uno de ellos terminó con la vida de una mujer y un policía en un barrio de Salto.

El jueves 8 la expareja de la mujer ingresó al domicilio con una escopeta y disparó a todo lo que se movía. Fue capturado y más tarde formalizado por los dos homicidios.

Dos días después un hombre mató a su expareja en el balneario La Coronilla de Rocha. La mujer tenía un embarazo de siete meses y tres semanas, según informó la familia a El País. La Policía de Rocha detuvo al matador y la Fiscalía lo formalizó por homicidio especialmente agravado y aborto.

El mes comenzó con tres crímenes. En el barrio Rodríguez Barrios de San Carlos (Maldonado) un hombre de 29 años, poseedor de antecedentes penales, fue asesinado de cinco disparos efectuados por dos personas que lo siguieron en moto hasta Atanasio Lapido y Orfilio Valin. Se trataba de Alejandro Núñez Núñez.

Ese jueves fatídico un hombre fue asesinado en el barrio Villa Española de Montevideo. El episodio tuvo lugar en el cruce de Larravide y Serratosa. Su cuerpo apareció tendido en la vía pública, con claras señales de haber recibido varias heridas. Era Pablo Rodríguez, tenía 39 años de edad y poseía doce antecedentes penales.

En las primeras horas del 1° de marzo ocurrió otro crimen, en este caso en Nuevo París. Un hombre de 60 años fue asesinado con un arma blanca, en el interior de su vivienda, ubicada en Carlos de la Vega y Yugoeslavia. El hijo de la víctima se entregó a la Policía y confesó haber sido el autor del crimen.

En los últimos días se supo que falleció un hombre de 81 años que fue atacado en su casa de Barra del Chuy, en la noche del domingo 18 de marzo.

Según el parte policial, la víctima fue encontrada en la finca con señales de haber recibido golpes. Tenía cortes en la cara y el cuerpo.

En Cerro Largo.

Un ajuste de cuentas terminó por su parte con cuatro personas presas. La Justicia de Río Branco envió ayer a la cárcel a un hombre de 29 años, como autor del homicidio. También determinó prisión preventiva para otro de 21 años por tenencia y venta de estupefacientes.

En tanto, una mujer marchó a prisión por encubrimiento y otra por hurto.

Un joven de iniciales C.F.A.R. de 19 años de edad, sin antecedentes penales, falleció en la casa de quien fue el responsable del disparo mortal.

El crimen ocurrió en el interior de una finca del barrio Magallanes a la hora 23:30 del miércoles pasado. Hacia allí se dirigieron las principales autoridades de la Policía local y de la Fiscalía.

Toda la investigación apunta a un ajuste de cuentas por asuntos de drogas. La Policía localizó en el lugar distintos tipos de estupefacientes, entre estos 400 gramos de crack, la droga más consumida en Brasil.

El arma utilizada para el crimen, un revólver calibre 32, era robada. La investigación de la Fiscalía y los efectivos policiales desentrañó la participación de cada uno de los detenidos tanto en el homicidio como en el hurto y la comercialización de estupefacientes.

 

Fuente: El País

 

Lago Merín: bióloga confirma denuncia sobre la contaminación del agua de la laguna
Seis escuelas rurales bajan la cortina por falta de estudiantes

Comentarios