En Melo usan gas de Brasil en las garrafas uruguayas

Desde hace décadas, las familias de Melo utlizan garrafas de gas brasileñas y uruguayas. Es que hay épocas en que el combustible es más barato del otro lado de la frontera o como ahora, no hay diponibilidad en los puestos de venta de Uruguay.

Los empresarios del sector garrafero de Cerro Largo manejan que de los 15 mil hogares que hay en Melo unos 9 mil consumen gas uruguayo, el resto utiliza únicamante el que viene de contrabando desde Brasil.

No obstante, es muy común que en cada hogar haya además de la garrafa uruguaya una brasileña, para facilitar la especulación con los precios. Los envases son diferentes. El sistema de la válvula del modelo brasileño incluye una rosca que no tiene el modelo uruguayo.

Por estos días, y como consecuencia de los conflictos en el envasado del supergás, se ha notado una caída en el stock de garrafas uruguayas en todas las distribuidoras locales de Melo. Por ello muchas familias han optado por pagar para que le carguen gas brasileño en las garrafas vacías uruguayas.

Hay modestos puestos artesanales de personas que cobran hasta 50 pesos para pasar el gas de la garrafa brasileña a la uruguaya. Uno de esos negocios que pertenece a Ramón Tomas Rodríguez que vive en Barrio García de la ciudad de Melo.

Confesó a El País que habitualmente su trabajo es vender supergás en envases de 13 kilos o recargar garrafas de 3 kilos pero "ahora hay una avalancha muy grande de personas que quieren hacer el traspaso de gas brasileño a garrafas uruguayas y por ese trabajo les cobro unos $ 50", contó.

El supergás brasileño es transportado por los conocidos motoquileros desde Aceguá, Brasil. En la última semana y debido a la alta demanda, estos pequeños contrabanadistas han debido aumentar sus viajes y han llegado a transportar hasta 14 garrafas por traslado.

La garrafas de contrabando se venden normalmente en casi todos los almacenes de los barrios de Melo.

Ganancia.

Los "motoquileros" le ganan $75 a cada garrafa, ya que en Brasil se venden a $ 320 los 13 kilos. "Aquí se hizo cultura, solo los motoquileros son los que abastecen Melo de supergás brasileño los que recorren 120 kilómetros para realizar uno de los tres viajes que llegan a hacer diariamente", dijo un comerciante que contrata a los motoqueros para que los abastezca.

Faltante.

El gas brasileño es consumido a pesar del alto costo porque la población no tiene acceso a las garrafas uruguayas para poder recargarlo.

Esos envases no se venden en la plaza comercial de Cerro Largo y las compañías distribuidoras no le brindan al consumidor esa posibilidad.

A fines de la década de 1990 se realizó una campaña de canje en todo Cerro Largo, donde las personas podrían llevar el envase brasileño y le daban una uruguaya con válvula incluida, logrando así que unas cinco mil familias optaran por el recambio.

El recambio se produjo en el marco de un plan que luego no se repitió. Unos 6 mil consumidores no se presentaron, algunos de ellos prefirieron quedarse con dos garrafas, una de cada país para especular los precios.

En este contexto, el representante de la empresa Megal en Melo Henry Rodríguez dijo a El País que la venta del supergás de su compañía se ha duplicado desde que estalló el conflicto sindical en el sector envasado de las distribuidoras de su competencia.

 

Fuente: Diario El País

 

Yeru Pardiñas: En defensa de la dignidad del Departamento
Intendencia: Incumplimientos varios y violacion de normas legales y constitucionales

Comentarios