Unas 2.000 hectáreas implantadas de arroz están en riesgo dado las abundantes lluvias

Hasta el momento, las lluvias han dañado en el entorno de 2.000 hectáreas de arroz, sumado a que la falta de sol debido a la nubosidad reinante impide un correcto desarrollo del rendimiento de los cultivos. Esto dificulta aún más a una zafra donde se implantó en el orden de un 10% menos que la anterior, donde según OPYPA se cultivaron alrededor de 145 mil hectáreas.
Alfredo Lago, presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz, comentó a Dinámica Rural que, desde el 2 de enero, el clima ha afectado a los productores, donde han caído en el entorno de 500 milímetros desde esa fecha.

Pese a que el cereal es un cultivo resistente a ciertos eventos climáticos, dadas sus características, “ciertos extremos” lo perjudican de sobremanera. Por ejemplo, comentó que 48 horas de cultivo inundado no afecta al arroz, pero sí si se supera ese tiempo.

Los productores perjudicados se encuentran en la zona este del país, afectados por la crecida del río Cebollatí, pero también cerca del río Olimar. Además, este escenario climático ha perjudicado los instrumentos de riego, generando perjucios en un sector ya impactado por los costos de producción.

 

Fuente: El Espectador

 

Videovigilancia: 200 cámaras se instarán en Melo, Río Branco y Aceguá este año
Lago Merín: se refuerza el atendimiento en la Policlínica

Comentarios