Abuso a menores: denuncia presentada en 2016 obtuvo resolución esta semana

La justicia tarda pero llega: la denuncia se presentó en el 2016 y esta semana tuvo una resolución. Silveira: “hay que tener muchísimo cuidado y enseñarle a nuestros hijos que hay que contar cuando alguien los toca de manera impropia aunque sea papá“.

Un caso de abuso a menores venía siendo investigado a nivel de la sede judicial. Tras la denuncia presentada en el año 2016, esta semana hubo una resolución de la justicia por la cual se condena a un hombre por reiterados delitos de atentado violento al pudor.

El abogado promotor de la denuncia, Gustavo Silveira, dijo que la terrible situación le habrían vivido dos menores, la hija de la compañera de este hombre y una vecinita, amiga de los hijos de la pareja: “felizmente llegó a término una denuncia de abuso a dos menores que se había formulado en marzo del 2016 y que trabajosamente seguimos, porque se había trabado en determinado momento porque el imputado no se presentaba a las pericias que se le habían requerido, durante todo un año no asistió a las pericias, como que no lo encontraban en la casa aunque sigue viviendo en el mismo lugar de siempre, pero finalmente luego de una serie de gestiones logramos que se lo intimara y se hicieron las pericias que faltaban, y también se consiguió un oficio que fue muy importante, por el cual se relevaba el secreto profesional a la psicóloga que atiende hasta hoy a una de las menores para superar esos hechos de su infancia. Finalmente, con todas las pruebas a la vista la Fiscalía pidió el procesamiento con prisión de este hombre por reiterados delitos de atentado violento al pudor contra estas niñas“, puntualizó.

Silveira dijo que “lamentablemente” hay otros casos similares, que involucran también abuso a menores, que están en trámite: “lamentablemente es mucho más común de lo que todos piensan, hay otros casos en trámite de situaciones terribles aquí en Melo, al día de hoy, que pasaron hace seis meses o 20 días, hay situaciones terribles. Yo estoy tranquilo porque se dio un paso fundamental para que estas gurisas se puedan ir sanando porque vivieron mucho tiempo con eso escondido adentro hasta que, un día, cuando se enteraron que a las dos les había pasado lo mismo, en ese momento prestaron su total y absoluta colaboración para tratar de ponerle fin a los abusos de este hombre“, señaló, confirmando el abogado que los abusos comenzaron cuando una las víctimas tenían tan sólo 4 años y hasta los 11: “fue en diferentes épocas porque tienen diferentes edades, se ve que es la edad que este abusador busca, durante muchos años de su vida sufrieron ese tipo de abuso, que no estamos hablando de violación, estamos hablando de atentado violento al pudor que implica otro tipo de conductas y abuso sexual, sin penetración, y si bien sabemos de casos de hombres que venían violando a sus propios hijos de sangre aquí en Melo, en este caso se trataba del compañero de la madre y luego de ésta haber crecido, comenzó a abusar de la vecinita y amiga de sus hijos varones que tuvo con esta señora”, enfatizó.

Silveira dijo que las madres de las víctimas fueron pieza fundamental en la investigación, denunciando y colaborando durante todo este proceso judicial: “la hija de la madre nunca había querido contar por temor a que le pasara algo al padre de sus hermanitos porque es el tipo de manipulación que manejaba este hombre; ambas madres han tenido un rol de sostener durante todo este proceso, han sido años de mucha angustia y espero que esas familias estén empezando a sanar sus heridas porque hicieron lo que tenían que hacer“, señaló.

El profesional insistió en que los niños no mienten en este tipo de cosas y que si se tratara de algún tipo de “fantasía“, hoy existen elementos técnicos para distinguir lo que es un relato fantasioso de algo real: “hoy la ciencia nos permite probar hechos por la huella emocional que han dejado, porque es inconfundible. Hay un gran avance en esta materia y la sociedad debe acompañar y romper el mito de no contar, de tapar y de no decir, que es lo que ha llevado a que miles de gurises tengan que vivir con historias de abuso guardabas dentro de sí produciéndole un daño toda la vida; hay que tener muchísimo cuidado y enseñarle a nuestros hijos que hay que contar cuando alguien los toca de manera impropia aunque sea papá“, sentenció.

 

Fuente: Diario Atlas

 

Carnaval de Melo 2019: inscripciones abiertas
Historias del Lago y otras yerbas

Comentarios