Historias del Lago: como distrito Lago Merín va a dar un giro de 360º.

La iluminada propuesta de convertir Lago Merín en distrito de Río Branco para evitar su emancipación político-administrativa, la pérdida de território y receta, en nada se diferencia de la célebre frase del contra-almirante Hugo Márquez: » … estábamos al borde del abismo y dimos un giro de 360° «.

Distrito en nada difiere de la actual condición de la pequeña localidad – de barrio, arrabal, grupo de casas, aldehuela dependiente de otra población. Es permanecer en la misma y deplorable situación de sumisión, desprecio y abandono. Gracioso es que de «cartas marcadas» incluso ya piensan en nombrar (sin consulta popular ) quien a casí una década (cumple en próximo año) en la administración departamental, trató con desdén, nada hizo por el Lago, mismo deteniendo los medios necesarios para tanto.

De esa forma, el Merín no va para el frente, va a permanecer hundido en el atraso que lo caracteriza a la manera. Sino, que la proposición esté siendo mal interpretada, su sentido es crear un «distrito», pero <<industrial>> en Lago Merín, para que pueda crecer, desarrollarse, tornarse mayor, adulto, un balneario turístico de verdad. Distrito, o villarejo, no pasa de más un engaño, de una cuestión semántica, charla blanda, adecuada para mantener subyugado un local de pocas luces, sin manteniniento, sin atención. ¿Que soluciona eso? Para que sirve un encargado sin compromiso con la precária localidad, con los vecinos desilucionados, con la gente lagunera? La conclusión que se llega es de que la Laguna no merece tener un alcalde, un encagado es suficiente.

Sin duda, es una agua fría en la hervura, en los planes, en los sueños de muchos. Un golpe bajo en la pretensión de entusiasmados$$$ pre-candidatos(as) al codiciado cargo, que quedan fuera de la jugada o, mejor dicho, de la jugueteada. Los posibles candidatos (representantes de cualquiera de los partidos) tirados para el costado, por lo visto, deben estar muy satisfechos y como es natural por acá, de cabeza gacha, sin ninguna reacción. ¡Pobres meríns!

 

Fotografía: Lino Marques Cardoso / Archivo

 

Cerro Largo: resumen semanal de noticias policiales
Crecen las críticas hacia la gestión del Director Nacional de Aduanas

Comentarios