Zoonosis: fiscalización en Melo y Rio Branco

Un equipo oficial de la Comisión Nacional de Zoonosis trabajó en las últimas horas en Melo.
Tal cual se había anunciado, se instaló en la ciudad un dispositivo de fiscalización en horas donde vence el período de venta de patente de registro de perros.
El grupo de trabajo estaba conformado por seis personas, fundamentalmente estudiantes de Veterinaria que contratados por Zoonosis recorrieron diferentes segmentos de la capital departamental.
Mientras esto ocurría, decenas de personas se congregaban frente a la oficina local de Zoonosis con el objetivo de acceder al registro y la dosificación correspondiente.
El titular de zoonosis en los departamental, Dr. Ignacio García, insistió en que este tipo de jornadas de fiscalización se van a repetir en el tiempo: “estuvo trabajando en nuestro medio un equipo de fiscalizadores, se les asignó una zona donde trabajar principalmente en la capital departamental, que básicamente fue un salpicadito en toda la ciudad porque obviamente no da el tiempo para hacer el barrido de la ciudad, por lo que la idea fue tocar casi que todos los barrios y controlar si las personas que tienen perros, tienen la documentación al día”, puntualizó.
Jornadas de este tipo ya se realizaron en Rocha, Tacuarembó y Treinta y Tres, y continuarán en todo el país: “en Cerro Largo estuvieron durante toda la jornada pero van a venir otra vez en agosto no sólo a hacer Melo sino también la ciudad de Río Branco”, afirmó.
García insistió en que el fiscalizador está debidamente identificado, para evitar de esta forma cualquier tipo de estafa que pueda plantearse, como ha ocurrido en otras oportunidades: “que la gente tenga cuidado porque nuestro fiscalizadores están correctamente identificados, y lo que hacen es solicitar la documentación al día de cada uno de los perros que existen en el domicilio, y si no la presenta, en ese momento se hace una notificación por la cual tiene 10 días hábiles para regularizar el trámite”, señaló.
Si bien oficialmente el plazo de venta de registro de perros finaliza el 31 de julio, el período en realidad se mantendrá habilitado por lo menos durante el mes de agosto.”En agosto vamos a seguir con la venta de patentes, como ya lo venimos haciendo desde hace varios años”, manifestó, informando que hasta ahora la venta “ha sido baja” con respecto a años anteriores: “estamos esperando la respuesta que han tenido a nivel de las veterinarias, que todavía no tenemos esos datos, pero la percepción que tenemos es que es un poquito menos que el año pasado”, agregó.
Vale recordar que la oficina de Zoonosis funciona de lunes a viernes en el horario matutino, de 8:30 a 13 horas. El trámite para acceder a la patente exonerada se realiza exclusivamente en el local de Zoonosis, en tanto la venta al público del registro en general se comercializa en prácticamente todas las veterinarias del departamento, también tienen los dosificadores y este año tiene un valor de 570 pesos por perro.

“ESTAMOS SALIENDO FISCALIZAR EL TEMA DE LAS PATENTES EN DISTINTAS ZONAS DEL INTERIOR”

Una de las integrantes del equipo de fiscalización, Lucía Montaner, consultada por Atlas confirmó que este tipo de jornadas se desarrollan en todo el país: “nosotros estamos saliendo fiscalizar el tema de las patentes en distintas zonas del interior, somos todos estudiantes de la Facultad de Veterinaria que fuimos contratados por Zoonosis para realizar esta tarea, que además a nosotros nos viene bien para tratar básicamente el tema de las enfermedades de transmisión zoonóticas, que básicamente son aquellas de transmisión de animales a humanos, que es lo que tratamos de controlar más, que son enfermedades como el quiste hidáctico, leishmaniosis, entre otras”, manifestó, reconociendo además la buena receptividad que han tenido los vecinos ante esta presencia: “se están portando muy bien con nosotros”, agregó.
Más allá del control se trata de informar a la población en cuanto a la importancia de tener a su perro dosificado y el trabajo que realiza Zoonosis con el aporte que se hace a través de la compra de la patente, insistiendo en que a nivel nacional es “bastante comprobable” la existencia de una superpoblación canina: “por eso se insiste mucho en la importancia de las castraciones, para tratar de minimizar la superpoblación canina, ecografías a niños en distintas zonas para controlar y erradicar el tema del quiste hidático, que aunque la gente piense que no es muy frecuente, sobre todo a nivel del interior y en zonas más periféricas, por lo que aún continúa siendo muy importante es educar a la gente”, sentenció.

Rio Branco: importante taller de educación emocional se concretó en el Liceo
Té Literario en Lago Merín

Comentarios