Remiten a la cárcel a hija del jefe de Policía de Cerro Largo por encubrimiento de rapiña

Dos amigos imputados por coautoría de homicidio en grado de tentativa.

La Justicia de Cerro Largo remitió a prisión a la hija menor del jefe de Policía, Wilfredo Rodríguez, por los delitos de encubrimiento de rapiña y tenencia de drogas.

La joven, de 23 años de edad, deberá permanecer en prisión durante 12 meses y tendrá dieciséis meses de libertad vigilada, según la resolución del juez Paulo Aguirre a pedido de la fiscal Leticia Siqueira.

Desde su detención y hasta el momento en que fue trasladada al Juzgado Penal para ser imputada, la joven permaneció en custodia en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica de Melo. “No tuvo ningún privilegio”, dijo un oficial.

Mientras tanto su pareja, S.A.E., de 23 años, fue enviado a prisión por un delito de rapiña. En el marco de un juicio abreviado, la Fiscalía y la defensa acordaron que cumpla cuatro años y un mes de prisión.

El pasado 9 de mayo, el rostro del joven quedó registrado en las cámaras de seguridad de la estación de servicio de Ancap durante un asalto, y en el momento en que huía en moto con su cómplice, menor de edad, tras robar $ 9.000.

El imputado es oriundo de Montevideo y convivía con la joven en una casa ubicada en la zona este de Melo. Esa vivienda fue allanada el jueves en un procedimiento policial en el que se detuvo a siete personas.

Fue el propio jefe Wilfredo Rodríguez quien denunció una “situación extraña” que incluía a su hija y su pareja, cuando se estaba investigando la rapiña a la estación de servicio y un ataque a balazos en la casa de una mujer policía, el pasado 7 de mayo, donde resultó herido un hombre de iniciales F.A.R.L. que permanece internado en CTI.

Por decisión del Director de la Policía Nacional, Mario Layera, se derivó el caso al subjefe de Policía, Richard Fernández, que llevó adelante la investigación y el allanamiento.

 

Detenciones y juicio.

El Ministerio del Interior informó que tras montarse vigilancia sobre el inmueble, se detuvo a tres personas que salían del lugar: G.R.T. (19), I.O.S.A. (26) y el mencionado S.A.E.

Al ingresar en la vivienda se detuvo a otras cuatro personas: la hija del jefe (Y.M.S.F.), otros dos jóvenes (A.E.A.T. y J.M.A.A., ambos de 23 años), y el menor M.C.G.R., de 17 años, que había oficiado como chofer en la rapiña a la estación.

Por decisión judicial, este último deberá ser internado en un centro de INAU de Montevideo durante un año con tratamiento de rehabilitación por sus adicciones.

Anoche, tras varias horas de interrogatorios en la Fiscalía local, fueron imputados G.R.T. y J.M.A.A. por “coautoría de homicidio en grado de tentativa”. Ambos fueron condenados a 18 meses de prisión.

Estos dos imputados participaron en el intento de homicidio de un hombre que estaba en la casa de una funcionaria policial, en el barrio Cuchilla de Las Flores. La víctima permanece en estado delicado.

Se pudo confirmar que el motivo del ataque fue una deuda de $ 2.500 por drogas. En la ocasión le dispararon y golpearon con gran violencia.

En las actuaciones cumplidas ayer compareció la mujer policía. Se trata de una funcionaria que había sido separada del cargo por el anterior jefe de Policía, José Adán Olivera, para la realización de un sumario ya que su arma de reglamento (una pistola calibre 9 milímetros) apareció en manos de una trabajadora sexual de un prostíbulo de Melo.

Además, la Justicia resolvió enviar a prisión a otro sujeto por su implicancia en la venta de estupefacientes. Por otro lado, otra mujer detenida en el allanamiento, quedó en libertad tras comprobarse que no tenía vínculos con los delitos.

 

Perfil del jefe de Cerro Largo

El comisario inspector general (retirado) Wilfredo Rodríguez es un oficial de dilatada y reconocida trayectoria en el mundo policial. Oficiales que conocen al jerarca desde hace muchos años resaltan su “vocación de servicio y profesionalismo”.

Oriundo de Melo, Rodríguez integró el comando de la Jefatura de Cerro Largo durante gran parte de la gestión del también comisario inspector general (retirado) José Adán Olivera, quien fuera cesado del cargo en febrero pasado.

En el año 2016 Rodríguez se retiró y fue designado por el Ministerio del Interior como jefe de Policía de Rivera. Ocupando ese cargo, tuvo que atender casos muy sonados como la violación y homicidio de la niña Valentina Walter de 9 años de edad.

Tras lograr ubicar a los responsables del horrendo crimen y ponerlos a disposición judicial, se generó una violenta manifestación por parte de una turba que pretendía hacer justicia por mano propia. Rodríguez encabezó todo el operativo en persona, estando muy cerca de los disturbios.

Durante el pasado mes de febrero la cúpula del Ministerio del Interior resolvió sacar a Olivera de la Jefatura de Cerro Largo, sin dar explicación.

La decisión generó una movilización popular en defensa del jefe. Si bien nunca se confirmó, en su momento sonó con fuerza que el Ministerio había interpretado que Olivera tenía “fuertes vínculos” con el intendente nacionalista Sergio Botana.

En esas condiciones asumió el cargo Rodríguez el pasado 15 de marzo, tras ser despedido con honores en la ciudad de Rivera.

 

Fuente y fotografía: El País

 

Cerro Largo: comienza la campaña de vacunación antigripal
Melo: mató a su esposa de tres disparos y se suicidó

Comentarios