Record en Cerro Largo: ocho libertades concedidas

Es récord en lo que va de la visita anual de cárceles, las ocho libertades concedidas en Cerro Largo.
27 fueron los reclusos que pasaron a vista de los Ministros Jorge Chediak y Felipe Unie, que representaron a la Suprema Corte de Justicia en esta instancia.
Consultado por Atlas, Jorge Chediak dijo que siguiendo una tendencia que se ha consolidado en estos últimos años, el promedio de libertades rondó el 10%: “la Corte se ha puesto mucho más rígida en relación de los delitos sexuales, con la violación siempre se ha sido muy restrictivo para la libertad por gracia pero también en relación a los atentados violentos al pudor ha habido un endurecimiento claro de la Corte y estamos dando muchísimas menos libertades por gracia, y además hemos limitado el otorgamiento de la libertad por gracia a la marihuana. Tuvimos un caso absolutamente atípico donde había cocaína, pero eran 4 gramos, era un primario, entonces la Corte decidió darle una segunda oportunidad, pero en realidad el criterio general está siendo el de limitar a los casos en donde la infracción a la ley de estupefacientes como objeto exclusivamente a la marihuana”, manifestó.

El Ministro reconoció que ha cambiado la sensibilidad de todos y también ha cambiado “la situación objetiva de la seguridad”, por lo que hoy en día, dijo Chediak, “todos, ciudadanía, Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Judicial, Fiscalía, todos hemos estado teniendo una preocupación mayor por estos temas y criterios aún más restrictivos. No es posible que en un país tan chico se de la situación tan preocupante de seguridad que todavía mantenemos y todos, por supuesto, aspiramos a que la situación mejore; mi criterio se ha ido endureciendo a lo largo de estos nueve años”, puntualizó, confirmando que el índice de reincidencia sigue siendo alto y que la rehabilitación depende del establecimiento del que se trate: “la rehabilitación depende de en qué establecimiento estemos hablando, porque si bien hay una tasa de reincidencia alta en el sistema, hay establecimientos que tienen mucho mayor porcentaje de rehabilitación por trabajo y estudio, que es la clave. La mera privación de libertad no procesa la rehabilitación de nadie, sino la privación de libertad cuando se aprovechan a rehabilitar por trabajo y estudio; sin duda los estándares de rehabilitación del interior de la República son mayores que los de Montevideo porque además, son mucho más aptos para la rehabilitación los establecimientos penales de bajo porte, de 100 a150, un máximo de 500 plazas, que son nuestros mejores establecimientos, pero por otro lado tenemos la realidad de dos macro establecimientos en la periferia de Montevideo que son los que llevan a que las observaciones internacionales hablen de las carencias y las violaciones de derechos humanos en nuestros establecimientos, pero yo diría que en el interior de la República el estándar es muchísimo mejor y los establecimientos promedialmente son mucho más respetuosos”, sentenció.

 

Fuente: Diario Atlas

 

Frontera: reunión del Comité Binacional de Intendentes y Prefeitos de Brasil-Uruguay
Un Solo Uruguay: “Nos estamos sintiendo invadidos por un estado avasallador"

Comentarios