Reabren cuatro Escuelas Rurales en Cerro Largo

Aunque sin alumnos, vecinos harán funcionar los edificios y predios en desuso, como proyectos productivos. Criarán cerdos, vacunos y corderos, plantaran huertas y elaborarán quesos.

Con el objetivo de evitar el deterioro de los edificios e impedir que los predios donde están encaladas las escuelas vuelvan en manos de los hacendados de la zona que en su momento donaron para Primaria el terreno, es que varios vecinos de escuelas rurales de Cerro Largo, ocuparán los predios para desarrollar diferentes proyectos productivos en base a los intereses y conocimientos de la población rural, en procura de recuperar el vínculo escuela-comunidad que se resquebrajó como consecuencia de la despoblación rural y la falta de alumnos. Asimismo las escuelas al estar abiertas, se mantienen en alerta ante la aparición de familias con niños en edad escolar en la zona con miras a reabrirlas para que sigan prestando su rol como centro educativo pedagógico.

En Cerro Largo, y de acuerdo a los datos que aportó el maestro Rubén Curbelo “los locales que no tienen alumnos están cerrados, pero se va a hacer entrega a los postulantes, para realizar proyectos productivos para que la comunidad se empodere de los locales y como contrapartida mantengan las instalaciones en buenas condiciones para prever la reapertura ante la llegada de familias con posibles alumnos” sostuvo Curbelo.

Proyectos

Se observaron actores que presentaron importantes elementos a considerar como alternativa para evitar el deterioro y el cierre definitivo de los establecimientos educativos. Se presentaron 9 proyectos para realizar diferentes actividades en las escuelas: 53 de Sarandí de Aceguá, 91 de Paso de Melo, 45 de Montecito y la 28 de la Mina.

Curbelo señaló a El Profesional que ante el llamado de primaria se presentaron nueve proyectos en total para aplicarlos en estas cuatro escuelas y consisten básicamente en “la cría de animales de ordeñe para la elaboración de quesos y yogures que luego puedan comercializares, otros apuntan a trabajar la tierra como por ejemplo construir invernáculos, plantar huertas y chacras de grandes extensiones; además existen otros como por ejemplo la cría de terneros, corderos y cerdos” señalo. Las escuelas rurales en otrora eran el centro de la zona. Curbelo indico que en estos establecimientos se realizaban las reuniones vecinales, las fiestas del pago, los bailes y hasta se recibían las visitas de autoridades de gobierno, pero al estar cerradas se perdió ese vínculo”. Generalmente los predios que actualmente ocupan las escuelas, en su gran mayoría con un terreno mayor a las 30 hectáreas, fueron donadas por hacendados de las zonas hace cerca de 100 años, incluso colaboraron en la ejecución de los locales pero con la condición que cuando quedaran sin alumnos, los predios volvieran al dueño, en algunos casos hay comodatos firmados, en otros simplemente “de boca”, como le dicen los vecinos, por lo que es necesario mantenerlas activas y abiertas para que no regresen al hacendado.

 

El Profesional

 

Rio Branco: décimo tercera edición del Festival de Pizzas
Rio Branco: reunión en el hospital de la ciudad

Comentarios