Melo: le quisieron comprar la hija de 2 años por 5.000 dólares

Un hombre de unos 50 años se acercó a la madre de una niña de dos años de edad, en la ciudad de Melo, y le ofreció comprarla por 5.000 dólares, según denunció la propia madre a la Policía.

De acuerdo con el testimonio de la mujer, que no quiso divulgar su nombre "por temor", el desconocido se le aproximó cuando estaba paseando a media cuadra de su domicilio.

"Me preguntó si la niña era mía, le respondí que sí, y volvió a preguntar: ¿Es suya?, y agregó: ¿No me la vende? Puedo darle 5.000 dólares", contó la madre a El País.

El caso causó gran impresión en Melo cuando se conocieron los hechos.

La policía investiga.

La madre de la menor de 23 meses dijo no conocer al individuo y aterrorizada de lo ocurrido denunció el hecho a la Policía. Las autoridades al mando del jefe del comando de Cerro Largo, José Adán Olivera, iniciaron la investigación del caso, aunque con cierta cautela.

El jefe sostuvo que si bien todas las denuncias son recibidas, cree "poco probable que en Melo se registre este tipo de hechos", no obstante se realiza la investigación de rigor.

Para ello, los efectivos están revisando los videos de las cámaras de vigilancia de varios comercios, de casas particulares e instituciones (el hecho tuvo lugar en las proximidades de una escuela) para establecer la identidad del desconocido, de quien se posee la descripción que hizo la mujer.

De acuerdo con su testimonio, el individuo al que nunca había visto antes tiene unos 50 años de edad y el cabello rubio, aunque no recuerda otra seña particular.

El hecho ocurrió cerca de la calle José Pedro Varela, en el centro de la capital arachana y se concretó a plena luz del día, dijo la madre.

La denunciante, que no tiene dificultades económicas, es madre de otras dos hijas, una de 10 años y una bebé de 9 meses. Trabaja en la sección de recursos humanos de una prestadora privada de salud y su esposo es docente, pero por razones de trabajo está en la actualidad en el departamento de Salto.

"Aterrorizada".

La mujer narró a El País que tras ser abordada por el desconocido, salió corriendo a su casa y teme que el nombre la haya quedado observando y sepa dónde vive.

Ademas dijo sentirse "aterrorizada" con lo ocurrido, por lo que mantiene su puerta cerrada y con trancas.

El jefe de Policía insistió que todo es "muy extraño" y que "no hay más denuncias" de otros casos similares.

Denuncias que crean psicosis.

Hace un año, hubo una suerte de psicosis en Canelones ante denuncias de que ciudadanos paraguayos recorrían las escuelas ofreciendo dinero a las niñas a cambio de cortarles el pelo. Al menos siete padres hicieron denuncias en la ciudad de Santa Lucía contra los miembros de la llamada "la banda del mechón".

 

El País

 

Cerro Largo: más de 60 familias beneficiadas por electrificación rural
Rio Branco: cortitas del Municipio

Comentarios