Dos bombas estallaron cerca de la meta de la maratón de Boston

Al menos dos personas murieron y 23 resultaron heridas el lunes en dos explosiones ocurridas en la línea de meta de maratón Boston (Massachusetts, noreste de Estados Unidos), informó la policía.

Las explosiones tuvieron lugar en el centro de la ciudad cerca de la línea de llegada del maratón anual. La portavoz de la policía de Boston, Cheryl Fiandaca, dio a conocer este balance a través de su cuenta en Twitter úCherylFiandaca.

La policía habría encontrado "múltiples artefactos explosivos" en la ciudad, informó la cadena NBC, citando fuentes oficiales.

Los testigos afirmaron que las calles estaban llenas de sangre y escombros y describían cómo los equipos de paramédicos trasladaban camillas. Las escenas de la televisión mostraban una explosión que desataba una gran columna de humo blanco junto a las líneas de meta de la carrera.

Unas tres horas después de que los ganadores del maratón cruzaron la meta, hubo una explosión en el lado norte de Boylston Street, poco antes de la marca de meta. La segunda explosión se escuchó segundos más tarde.

El presidente estadounidense Barack Obama estaba en contacto con las autoridades locales, según un portavoz de la Casa Blanca.

Además de Boston, la seguridad fue incrementada en Nueva York y Washington, ciudades que habían sido blancos de ataques durante los atentados del 11 de septiembre de 2001.

En Nueva York, la policía señaló que reforzaba la seguridad en hoteles y "otros sitios destacados de la ciudad".

La explosión de Boston provocó la rotura de mamparas de tiendas y afectó los indicadores bursátiles en el cierre de la jornada.

Elizabeth Warren, senadora de Massachusetts, declaró que estaba "rezando por quienes estaba en el maratón de Boston hoy".

Zara Bielkus, una espectadora de 30 años de Boston, afirmó que las explosiones se produjeron una tras la otra, separadas por apenas unos segundos. La policía ha acordonado el área donde tuvieron lugar.

"Cuando las escuchamos, todo el mundo se miró y se quedó mudo, y en minutos llegó la policía", afirmó.

El maratón de Boston es uno de los famosos eventos deportivos anuales de Estados Unidos, en el que participan 27.000 corredores que deben clasificarse para competir y a la que acuden decenas de miles de espectadores.

Las grabaciones de las explosiones muestran que el reloj marcaba 4h09 de tiempo de carrera desde la largada.

Seis uruguayos participaron de la carrera y ya se sabe que cinco de ellos salieron ilesos.

“Por suerte y gracias a Dios estamos todos bien. Sacamos la grande. Mi señora estaba a 300 metros de donde fueron las explosiones. Gracias a Dios no le pasó nada”, dijo Saps.

La mujer de Saps, Eliana Waintraub, se encontraba en la meta esperando a su marido, junto con la esposa y dos hijos de González. Escuchó la explosión y comenzó a caminar para atrás, en busca de su marido. Mientras, Saps, a un kilómetro de la llegada, empezó a ver gente caminando y llorando. “Muchas ambulancias, mucho ruido. No entendía nada”, recuerda. Cuando se encontraron, Eliana le contó que se había producido una explosión.

“Por suerte no me pasó nada. Esto pudo ser una masacre si, por ejemplo, era en la salida. Corríamos más de 20.000 personas”, señaló Saps.

A esta hora Boston es “una psicosis”, agregó. “Hay ambulancias por todos lados. Se escuchan sirenas. Cerraron los shoppings, los restaurantes” Los aeropuertos están cerrados. Saps preveía tomar un vuelo esta noche para Uruguay y realizaba gestiones con la compañía para embarcarse lo antes posible hacia Montevideo.

Graciela Andreu, esposa del maratonista González, por su parte, dijo que cuando sintió el estallido pensó que se trataba de festejos. Después vieron los aviones cazas encima de sus cabezas y fue cuando su hija, de 30 años con experiencia de pilotaje, dijo que aquello se trataba de un atentado.

“Era todo desesperación, todo el mundo corría. Estaba muy preocupada por encontrar a mi esposo”, dijo Andreu a El País. 

Tardó unos minutos en encontrarlo. Su esposo estaba aún con la euforia de la maratón: “Los maratonistas no tuvieron ni idea de lo que pasaba. Ni siquiera escucharon la explosión”, dijo.

“Por suerte no se enteraron los corredores de lo que había pasado, pero el problema era después cuando nosotros –los evacuados- fuimos llegando a la columna de corredores y ellos se iban enterando de lo que estaba pasando y tenían a su gente esperándolos en la línea de llegada”, agregó.

Andreu aseguró que se escucharon cuatro detonaciones: “Los artefactos estaban ubicados en los buzones de correo y en contenedores de basura”.

“La televisión mostró dos bombas pero las detonaciones siguieron”, aseguró Andreu. Le conmovió ver a las madres y niños llorar en la calle. “Para nosotros fue muy feo, ojala que no vuelva a suceder. Había un clima maravilloso, es una lástima que haya sucedido esto”, reflexionó.

Otros dos uruguayos, Jaime Damiani y su amigo Alejandro Barboni, se encuentran bien, confirmó a El País el primero de los maratonistas. El quinto uruguayo es Diego Vilardo, quien en horas de la tarde uruguaya dialogó con el programa Malos Pensamientos de Azul FM.

 

Fuente: El Pais Digital

42.000 ciudadanos en el Plan de Alfabetización Digital
Rio Branco: 142 personas asistieron a Uruguay Trabaja

Comentarios